Tipos de colchones

Los colchones pueden estar fabricados con una vertiginosa variedad de materiales, técnicas de construcción y características, como por ejemplo el colchón viscoelástico, de muelles, de látex, etc.

Tipos de colchones

Vamos a repasar algunas de las opciones con mayor profundidad. Estas son las siete categorías más comunes de colchones disponibles:

Colchones de muelles

Durante mucho tiempo el colchón de muelles ha sido el estándar de la industria del colchón, lo que representa más del 80% del mercado. Los colchones de muelles se distinguen de otros tipos de colchones por la utilización de muelles helicoidales. En la parte superior de las bobinas, existen varios tipos de tapicería que prestan un sensación de más o menos comodidad.

Colchones viscoelásticos

Aunque son relativamente nuevos, los colchones viscoelásticos o también conocidos como de espuma con memoria, han crecido rápidamente en popularidad desde mediados de los 90. Los colchones viscoelásticos se distinguen por la adaptación a cada usuario. Su capacidad de respuesta de forma ajustada crea una sensación muy agradable para algunas personas de recogimiento. El colchón se adapta poco a poco a la forma de tu cuerpo, dejando una impresión en él de tus contornos, incluso después de haberte levantado.

Colchones de látex

Algunas personas creen que los colchones de látex serás los próximos en revolucionar la industria del colchón. Los colchones de látex están disponibles desde hace muchas décadas, pero actualmente están experimentando un resurgimiento de forma popular. En relación con los colchones viscoelásticos, el látex ofrece el mismo tipo de soporte y de durabilidad, pero sin embargo, tiene un tiempo de recuperación más rápido, lo que significa que no aguanta tanto el calor y para el usuario, le es más fácil cambiar de posición.

Tipos de colchones

Colchones inflables

Los colchones inflables o hinchables están básicamente reservados para los días de fiesta y para cuando tenemos invitados. Las camas hinchables de alta gama de hoy en día tienen un aspecto similar a los colchones de muelles, pero con un mecanismo diferente, en éstas se utiliza aire en lugar de bobinas o muelles. Mediante el ajuste de la cantidad de aire en el colchón, estos colchones pueden ser configurados para un nivel preciso de la firmeza deseada, o incluso diferentes niveles de firmeza en cada lado del colchón. Por supuesto, si simplemente estás buscando un colchón para utilizar de forma esporádica, con un colchón básico, puedes tener más que suficiente.