Colchón barato

Los fabricantes de colchones deben hacernos creer que cada uno de sus modelos, incluyendo los colchones baratos, nos pueden proporcionar un buen descanso. Los tipos de colchones más baratos que podemos encontrar son los colchones de espuma normal y los colchones de muelles.

Colchón barato

Por supuesto, un colchón de muelles barato, no tendrá un gran número de muelles y no tendrá una gran capa de confort. Estos dos factores son los que más pueden encarecer el precio de un colchón de muelles.

Los expertos insisten en la importancia de probar un colchón antes de hacer una compra. Así que si estás a punto de comenzar a hacer compras para de un colchón barato, elije un momento en el que te sientas muy cansado. A continuación, ves a la tienda de colchones más cercana y ves probando los diferentes colchones expuestos. Échate una siesta de 20 minutos, evaluar cómo te sientes al despertar, a continuación, pasa a la siguiente posibilidad. Repite. Y repite unas cuantas veces más. ¿Estabas cómodo? ¿Estaba tu columna vertebral recta? ¿Qué tal tu cuello y tus hombros?

Suena tonto, quizás, pero las preferencias de un colchón son muy subjetivas y el abanico de posibilidades es muy amplio y variado. Realmente el precio no es un indicador infalible de calidad en la compra de un colchón.

Cada tipo de colchón tiene una ventaja sobre los otros tipos, ya sea el precio, la durabilidad o la comodidad. Cuando te compras un colchón y sobre todo si tienes dolores de espalda, debes tener en cuenta las características que ayudan a aliviar ese dolor y por lo tanto, los materiales deberán ser de alta calidad.

Puedes comprar colchones en grandes almacenes, exposiciones o por internet. Independientemente de donde compres el colchón, es importante que tengas un periodo de prueba. Estos son algunos consejos para el momento de comprar un colchón.

Colchones baratos

Probar el colchón

La mayoría de los compradores prueban los colchones empujando hacia abajo una o dos veces con la palma de la mano. Si bien es cierto que esto te da una idea de la firmeza del mismo, no te dice exactamente cómo te sentirás cuando estés acostado sobre él. Las salas de exposición de colchones están deliberadamente diseñadas para permitir que un comprador pueda probar el colchón al acostarse en él. Con algunos tipos de colchones, especialmente en la variedad de espuma de memoria o visco, es necesario a tumbarse en el colchón durante varios minutos ya que el colchón cuando se calienta y se amolda a la forma del cuerpo. Los que duermen de lado deben estar en sus lados para ver cómo responde el colchón. Todos los puntos de presión creados por un mal colchón sólo se harán evidentes después de 5 a 10 minutos.

Período de garantía

Un vendedor de colchones de buena reputación siempre ofrecerá un período de prueba de 60 a 90 días durante el cual el comprador puede decidir si el colchón va con él. Asegúrate de esto al hacer las compras y también comprueba la política de devolución para asegurarte un reembolso (y no sólo crédito de la tienda) si hay algún problema. Esto se aplica a todos los comercios de colchones.

Si el precio del colchón que deseas y necesitas está fuera de tu alcance, todavía hay esperanza. Si tienes dolor de espalada, hay colchoncillos o acolchados con espuma de memoria u otros materiales de alta calidad que pueden cubrir un colchón de forma más asequible y proporcionan muchos de los mismos beneficios que un colchón de espuma de memoria.