Colchones de muelles

Un colchón de muelles común consta de tres componentes: los muelles, la base y las capas de tapicería. Los muelles del colchón soportan el cuerpo del durmiente. Los núcleos de los colchones de muelles modernos, a menudo llamados muelles internos, se componen de muelles helicoidales de acero o de bobinas.

Colchones de muelles

El calibre de las bobinas es otro factor que determina la firmeza y la resistencia. Los muelles se miden en incrementos de un cuarto. Cuanto más bajo sea el número, más grueso es el muelle. En general, las bobinas de los colchones de mejor calidad tienen un calibre de 1,63 mm de diámetro. Los muelles de entre 1,63 y 1,37 mm de diámetro ofrecen una firmeza menor. Los muelles con calibres de 1,94 mm, suelen estar en colchones muy firmes.

Las conexiones entre los muelles ayudan al colchón mantener su forma. La mayoría de las bobinas están conectadas por medio de cables de interconexión; los muelles revestidos no están conectados, pero el recubrimiento de tela ayuda a conservar la forma del colchón.

Aquí hay cuatro tipos de muelles de colchones:

Los muelles Bonnell que son los más antiguos y más comunes. La primera adaptación de estos muelles fue en el Siglo XIX para asientos, pero tenían algunos defectos. Los muelles Bonnell son redondos en forma de espiral de alambre y están fabricados en acero. Estos muelles tienen nudos. Cuando atan con alambres helicoidales transversales, estos muelles forman una unidad de muelles internos más simple, también conocida como la unidad de Bonnell.

Los muelles Marshall, también conocidos muelles encapsulados. Estos muelles son bobinas sin nudos, en forma de barril. Son muelles de un calibre más fino y están enfundados individualmente en bolsas de tela, que normalmente están tejidas a mano. En el caso de la fabricación Beautyrest, se añade magnesio de carbono, mientras que el propio acero permanece suelto. Algunos fabricantes precomprimen estas bobinas, lo que hace que el colchón sea más firme y permite una separación de movimiento entre los lados de la misma cama. A medida que los muelles no están conectados entre sí, trabajan más o menos de forma independiente: el peso que aguanta un muelle, no afecta a sus muelles vecinos. Incluso después de que el colchón de muelles encapsulados ya esté gastado, los muelles continuarán ejerciendo una función independiente.

Los muelles Offset son un tipo de muelle de reloj de arena en la que se han aplanado porciones de las circunvoluciones superior e inferior. En el montaje de la unidad de muelles internos, estos segmentos planos de alambre están articulados con alambres helicoidales. El efecto de articulación de la unidad se ha diseñado para adaptarse a la forma del cuerpo. Los muelles LFK son una bobina de desplazamiento sin nudo con una forma cilíndrica o columnar.

Los muelles continuos es una configuración de muelles internos en la que las filas de los muelles se forman a partir de una única pieza de alambre. Trabajan en un efecto de articulación similar a la de las bobinas de compensación.

El muelle helicoidal para colchones fue patentado por Louis Andrew Vargha.

Existen tres tipos de bases para los colchones de muelles.

Un somier consiste en una estructura rígida. Esta base contribuye a que el colchón sea más blando y suave. Esta base permite que los muelles se hundan, muchos fabricantes añaden espuma en bloque de alta densidad por debajo de las bobinas o proporcionan una base rígida en su lugar.

Colchones de muelles ensacados

La base de madera tradicional es generalmente de madera de coníferas, como por ejemplo de pino o de alguna madera dura. Por lo general, tiene siete u ocho tablillas de apoyo dispuestas por debajo del cartón o de la madera. Esta base aumenta la sensación de firmeza y estabilidad.

Una base de rejilla es una combinación de acero y madera.

Típicamente, las medidas de la base serán de aproximadamente unos centímetros más pequeña que las dimensiones del colchón.

Las capas de tapicería cubren la amortiguación y proporcionan comodidad al colchón. Algunos fabricantes llaman al núcleo del colchón, la "capa de apoyo" y a la tapicería la "capa de la comodidad". La capa de relleno se compone de tres partes: el aislante, la tapicería media y la colcha.

El aislante separa el núcleo del colchón de la tapicería media. Por lo general está hecho de fibra o malla y tiene la intención de mantener la tapicería media en su lugar.

La tapicería media comprende todo el material entre el aislante y la colcha. Por lo general está hecha de materiales que están destinados a proporcionar comodidad a la persona que duerme, incluyendo espuma de poliuretano flexible, espuma viscoelástica, espuma de látex, fieltro, fibra de poliéster, fibra de algodón, fibra de lana y almohadillas de fibras no tejidas. En Europa y América del Norte, los colchoneros han comenzado a incorporar gel infundido en las espumas, geles blandos y sólidos en las capas sobre la espuma y también geles en la capa superior para proporcionan una mayor comodidad.

La colcha o tapicería es la capa superior del colchón. Está hecha de una espuma ligera o de fibras cosidas a la parte inferior del colchón, ésta proporciona una textura de superficie blanda para el colchón y se puede encontrar con diferentes grados de firmeza.

La cubierta es la tela protectora que recubre el colchón y la base. Por lo general, se puede encontrar en una variedad de colores y estilos. Las fundas de colchón pueden ser tejidas, de damasco o de materiales impresos tejidos o no tejidos. Las fundas de colchón más caras pueden contener una combinación de poliéster con rayón, algodón, seda, lana u otros hilos naturales.

Hasta la década del 2000, los colchones estaban tapizados con un tejido único. Hoy en día se cubren con hasta seis telas diferentes: La tela superior está fabricada de un punto de buena calidad o de damasco, a juego o en contraste encontramos la tela que bordea el colchón, que forma los paneles laterales de cimentación; también hay una capa de tela tejida o no tejida que es 'antideslizante', esta se coloca en la superficie de la base y en el lado inverso del colchón.