Cómo elegir un colchón perfecto para ti

¿Estás listo para elegir un nuevo colchón? Aquí te enseñamos cómo encontrar el que más te convenga.

Una buena noche de sueño y descanso depende de muchos factores diferentes, como por ejemplo, de la comodidad, el nivel de estrés, la temperatura ambiente, pero para hacerlo bien, hay que empezar con lo básico y tu colchón es el primer responsable en bloquear un sueño reparador.

Cómo elegir un colchón perfecto para ti

Si necesitas un nuevo colchón y has ido a mirar tiendas, te habrás dado cuenta que hay una increíble variedad de colchones donde escoger.

¿Cómo saber cuál es el mejor colchón para ti?

Para empezar, el colchón elegido debe cubrir las necesidades de apoyo de tu cuerpo en una posición neutral, en la que la columna vertebral tenga una buena curvatura y a los glúteos, talones, hombros y cabeza se les permita una alineación correcta.

Si el colchón es demasiado firme, se impulsará en los principales puntos de presión y desalineará tu cuerpo. Si el colchón es demasiado blando, los puntos de presión no serán adecuadamente soportados, por lo que todo tu cuerpo se aguantará sobre tu espalda. Ambos de estos escenarios pueden dar lugar a levantarte adolorido.

En términos generales, un tipo o marca de colchón no es mejor que otro para todo el mundo. A cada persona le va mejor un tipo de colchón determinados. De hecho, unos investigadores españoles realizaron un estudio con personas con dolor de espalda permanente descubrieron que los que dormían en colchones más firmes o con una firmeza media, tenían menos dolor de espalda que los que dormían en un colchón más blando.

Las causas de la fatiga y la somnolencia y cómo luchar contra ellas

¿Es hora de un nuevo colchón? ¿Cómo sabes si la cama está durmiendo en es la correcta?

Si te despiertas por la mañana con un poco de dolor de espalda y después de estirarte, este dolor desaparece en 15 o 30 minutos, eso significa que estás durmiendo en un colchón inadecuado para ti.

Cómo escoger el mejor colchón

El colchón adecuado para ti es aquel en que no sientes ninguna presión, casi como si estuvieras flotando en el aire.

Si estás buscando un colchón nuevo, los expertos sugieren que debes probarlo en la tienda y que sobre todo, debes probarlo en la posición en la que duermes normalmente. Se sugiere que pases al menos de 10 a 15 minutos en cada cama. Y debes llevar tu propia almohada. Si te colocas en la misma postura en la que duermes durante el periodo de tiempo que antes te hemos sugerido, tu decisión será más acertada.

Si tienes problemas de espalda, es posible que te interese leer el siguiente artículo: Colchones para el dolor de espalda.

Si duermes de lado

Las personas que duermen de lado necesitan substancias muy conformes y gruesas capas de confort, colchones que sean capace de soportar la columna recta y con una firmeza media. La espuma visco y el látex más blando suelen se una buena opción.

Si duermes boca arriba

La personas que duermen boca arriba necesitan un colchón capaz de dar apoyo a la espalda baja, no debe quedar mucho hueco entre la espalda y la cama. El colchón debe soportar la alineación natural de la espalda y no hacer que el torso demasiado quede demasiado sobresalido. Estas personas necesitan una firmeza de media a firme. Los colchones de espuma visco o de látex más firmes o de muelles de calidad son los recomendados en estos casos.

Si duermes boca abajo

Si eres una persona que duerme boca abajo, el colchón que elijas no debe permitir que ni tu estómago ni tu espalda baja se arqueen hacia abajo. El soporte debe ser firme. El colchón debe poseer capas de confort moderadas para prevenir el dolor. En estos casos se recomiendan los colchones de látex firmes o los de muelles.

Si duermes en varias posturas

En estos casos el colchón debe ofrecer niveles moderados de apoyo y de contorno. La espuma de memoria tiene capacidad para los cambios de postura de los durmientes y las camas de aire se pueden ajustar a las diversas posiciones.