Cuál es el mejor colchón para dormir

¿Tu colchón ya está viejo? ¿Tienes que comprarte un nuevo colchón? Estos son algunos consejos para encontrar el colchón más adecuado para ti, el mejor colchón para dormir.

Cuál es el mejor colchón para dormir

Te pasas un tercio de todos los días en la cama. Ya sea el tiempo duermes felizmente o que das vueltas en la cama, esto depende mucho de tu colchón.

Un colchón puede afectar al sueño de una persona. La forma en la que tu colchón afecta a tu sueño tiene que ver con tus finos vasos sanguíneos, llamados capilares, que corren por debajo de tu piel.

Cuando te acuestas durante un período prolongado de tiempo sobre una zona de tu cuerpo, hace que tu peso reduzca el flujo de sangre a través de los vasos sanguíneos, lo que priva a la piel de oxígeno y nutrientes. Esto hace que las células nerviosas y los sensores de dolor en tu piel envíen un mensaje a tu cerebro para que puedas darte la vuelta. Rodar sobre ti mismo, no sólo reestablece el flujo sanguíneo a la zona, sino que también interrumpe brevemente tu sueño.

Idealmente, un colchón que reduce los puntos de presión en el cuerpo deberá darte una mejor noche de sueño. Sin embargo, el colchón ideal es diferente para cada persona.

Las causas de la fatiga y la somnolencia y cómo luchar contra ellas

¿Qué colchón es adecuado para ti?

Encontrar el colchón adecuado no se trata de buscar la marca con más alta tecnología o gastarte mucho dinero. Un colchón muy caro no necesariamente significa que sea el mejor. Un precio alto es producto tanto de los materiales que se utilizan en el colchón, como del marketing que ayuda a vender.

En lugar de centrarte en el precio y en la marca, piensa en lo que quieres de un colchón. La selección de un colchón es muy personal. Algunas personas prefieren un colchón más firme, mientras que otras prefieren colchón más blando.

Aunque no hay mucha evidencia científica que demuestre que un tipo de colchón te ayudará a dormir mejor que otro, las personas con ciertas condiciones médicas parecen estar más tranquilas con un estilo de colchón particular.

Cualquier persona con dolor de espalda o de cuello debe adoptar el enfoque de Ricitos de Oro en el momento de comprar un colchón: no debe ser demasiado firme pero tampoco debe ser demasiado blando.

Si eliges un colchón muy blando te hundirás hasta el fondo. Si eligen un colchón muy duro ejercerás demasiada presión en el sacro, en los hombros, en la espalda y en la cabeza.

Un colchón medianamente firme, o un colchón con colchón firme pero con una capa exterior blanda, le dará a tu columna vertebral ese equilibrio justo de apoyo y amortiguación.

Elegir el mejor colchón

Una cama reclinable puede ser una buena compra si tienes que dormir con la cabeza elevada. A veces los médicos recomiendan elevar la cabeza para ayudar a las personas con EPOC a respirar mejor, o para prevenir la acidez nocturna de ERGE. Estas camas pueden también permitir ajustar las rodillas y las caderas a un ángulo de 90 grados, para aliviar un poco la presión sobre las articulaciones doloridas.

Si tienes alergias o asma, es posible que hayas pensado en comprar un colchón con la etiqueta de "hipoalergénico". Hay una gran cantidad de afirmaciones hechas por los fabricantes de colchones hipoalergénicos no son compatibles con el crecimiento de los ácaros del polvo, pero no hay evidencia científica que apoye estas afirmaciones, ya que los ácaros del polvo pueden vivir en cualquier lugar que haya comida, es decir, células muertas de la piel.

En lugar de invertir en un colchón hipoalergénico, puedes comprar una funda hipoalergénica y meter tu colchón dentro. Se formará una barrera que impida que los ácaros del polvo lleguen a ti.

Y qué pasa con los colchones viscoelásticos de la era espacial, que pueden costar mucho dinero. Hay algunas pruebas que pueden ayudar con problemas de espalda y mejorar el sueño, pero su ventaja sobre un colchón de muelles es leve. Cuando los colchones viscoelásticos pueden realmente ayudarte a dormir si tienes un compañero de cama activo que te está manteniendo despierto. Los colchones viscoelásticos reducen la transferencia de movimiento, lo que te permite permanecer inmóvil cuando tu pareja se mueve o da vueltas.

Probar un colchón antes de comprarlo

¿A que no comprarías un coche sin probarlo?. Entonces, ¿por qué invertir tu dinero en un colchón sin probarlo primero? Prueba cualquier colchón nuevo que estás considerando comprar para una siesta de prueba. La gente no debe sentir vergüenza de ir a una tienda y tumbarse sobre un colchón durante 20 minutos.

Al probar un colchón, asegúrate de que te sientes cómodo en todas las posiciones, sobre todo del lado del que sueles dormir. El colchón debe ofrecerte un gran apoyo donde necesites, sin poner demasiada presión sobre tu cuerpo.

Momento adecuado para cambiar de colchón

Si has estado teniendo problemas para dormir, el problema puede no ser el tipo de colchón, pero si su edad. Es muy importante que las personas se den cuenta de que los colchones tienen una cierta vida útil.

Mantener un colchón demasiado tiempo no es conveniente, ya que la espuma y otros materiales de su interior comenzarán a descomponerse, lo que compromete su capacidad para apoyar tu cuerpo. Por ese motivo no se recomienda mantener un colchón por más de 10 años. Después de ese tiempo, es el momento para ir a comprar un colchón nuevo.