Niveles de comodidad de los colchones para niños

Los colchones van desde muy blandos a muy firmes. Los fabricantes tienen un número de formas de lograr diferentes niveles de confort. Ten en cuenta que un colchón blando puede soportar la columna vertebral tan bien como un colchón firme. El nivel de confort se refiere a la cantidad de amortiguación que hay en el colchón en la parte superior de la estructura de soporte, que determina la firmeza del colchón. A continuación se muestra el rango de los niveles de confort del más firme de las más suaves.

Niveles de comodidad de los colchones para niños

Nivel de confort

Extra Firme

Estos tienen un sistema de bobinas comprimidos y muy poca amortiguación. Son los preferidos por una pequeña minoría de personas que por lo general duermen boca arriba.

Firmes

Los colchones firmes son considerados tradicionalmente como el colchón "saludable" para la espalda. Sin embargo, la nueva investigación muestra que un poco más de relleno es mejor para lograr un ajuste cómodo y una columna recta.

Firme medio

Los términos utilizados son diferentes por los distintos fabricantes. Los colchones con estas calificaciones están en medio, no son ni blandos, ni firmes. Son la opción más versátil, ya que son buenos para la espalda, son aptos para las personas que duermen de lado y boca abajo.

Blando

La mejor opción para los que duermen de lado, estos colchones tienen varias capas de espuma y amortiguación en la parte superior del sistema de bobina o núcleo de espuma.

Hay tres maneras diferentes en que los fabricantes incluyen una cantidad máxima de amortiguación sin hacer que el colchón sea muy grueso o voluminoso. Aún así, comprueba la altura del colchón, ya que tienden a ser más gruesos que otros colchones con menos amortiguación.

Consideraciones importantes antes de hacer compras para colchones para niños

Si bien la elección de un colchón cómodo puede parecer una tarea bastante fácil, cuando vas a comprar uno te das cuenta que las tecnologías de colchones modernos hacen estas opciones un poco más complicadas de lo que solían ser. Estos son los temas que los padres deben tener en cuenta al comprar un colchón para un niño.

Postura del niño

La sabiduría tradicional sostiene que los colchones firmes son mejores para la espalda y curan el dolor de espalda. Sin embargo, la nueva investigación muestra que una superficie de descanso contorneado mantiene la columna vertebral en una línea recta, ya que el cuerpo es naturalmente curvilíneo. Por esta razón, un poco de relleno sin duda puede ayudar y promover un sueño reparador y profundo. Los padres de los niños en edad preescolar no deben preocuparse por colchones de lujo cuando sus niños están haciendo la transición entre dos camas.

Colchones cómodos para niños

Mientras que los bebés y los niños pequeños necesitan superficies firmes para dormir con el fin de reducir el riesgo de Muerte Súbita Infantil u otros riesgos para la salud infantil, los niños van a estar perfectamente bien en una cama blanda. Su peso es poco probable que cause que la cama ceda lo suficiente como para producir una curvatura de la columna vertebral. Los colchones de espuma firme son una excelente opción para los niños, ya que tienen una buena mezcla de apoyo para el cuerpo y el relleno para dormir cómodos en cualquier posición.

Dado que un buen colchón puede durar fácilmente 10 años, los padres deben mirar hacia adelante en la compra de un colchón para sus hijos. Los padres de los niños, deben considerar los colchones de muelles encapsulados ya que estos permiten una mayor comodidad.