Ventajas y desventajas de cada tipo de colchón

En el mercado hay una gran cantidad de colchones, es posible que en el momento de comprar uno, comiencen a surgir ciertas dudas. A continuación te desvelamos las ventajas y desventajas de cada tipo de colchón. Las ventajas y desventajas expuestas se hacen en general, como grupo. Por ese motivo, las diversas marcas pueden variar en alguna cosa.

Ventajas y desventajas de cada tipo de colchón

Colchones de muelles

Los colchones de muelles son unos colchones ampliamente disponibles, los podemos encontrar en muchísimas tiendas especializadas y comercios. Los colchones de muelles nos ofrecen una buena comodidad inicial y existen muchos modelos económicos. Este tipo de colchón puede variar en firmeza, por lo que es fácilmente adaptable a cada persona. Además, los colchones de muelles son amplia y extensamente conocidos por el consumidor y por lo tanto, les ofrecen una cierta confianza.

Por otra parte, una de las desventajas de los colchones de muelles es la insatisfacción de los usuarios. El colchón de muelles tiene un promedio de durabilidad o vida útil más reducido que otros tipos de colchones. Si compartes tu cama con otra persona, los colchones de muelles no son especialmente buenos en el aislamiento del movimiento.

A veces, estos colchones, sobre todo si son viejos, pueden hacer un poco de ruido.

Colchones viscoelásticos

Los colchones de espuma viscoelástica ofrecen una gran satisfacción a los propietarios. Existe una gran variedad y disponibilidad de estos colchones. Además, ofrecen un gran alivio a las personas con dolores o molestias de espalda. Estos colchones aíslan muy bien el movimiento, por lo que son unos colchones recomendables para las parejas que comparten la misma cama. Existen una gran cantidad de marcas y de modelos económicos, por lo que son unos colchones asequibles para muchos bolsillos. Los colchones viscoelásticos no hacen nada de ruido, por lo que promueven el descanso.

No todo es bueno en los colchones viscoelásticos, el olor inicial del colchón cuando es bueno puede ser un poco desagradable, ya que es posible que libere una especie de gas. El material del que están hechos estos colchones es posible que retengan el calor, por lo tanto, si eres una persona muy calurosa, este tipo de colchón es posible que no sea para ti. Los colchones viscoelásticos de alta densidad puede ser difícil moverlos, por lo que si necesitas darles la vuelta o moverlos por algún motivo, vas a necesitar ayuda.

Colchones hinchables

Los colchones hinchables ofrecen un apoyo y una firmeza graduables. Son colchones cómodos de guardar con una longevidad media, esto depende básicamente de utilizarlo correctamente. Es un tipo de colchón ligero y fácilmente manejable.

Los colchones hinchables puede hacer un poco de ruido, debido a las bombas de aire. Son colchones para pocas noches, ya que no son especialmente cómodos. Si estás en un sitio dónde no hay electricidad, son complicados de hinchar y deshinchar. Los colchones hinchables pueden ofrecer una superficie desigual cuando dormimos con otra persona, especialmente si hay una diferencia de peso importante. Algunos modelos de colchones hinchables pueden ser caros.

Ventajas e inconveniente de los colchones de látex, visco, muelles, hinchables, agua y espuma

Colchones de látex

Los colchones de látex ofrecen un gran alivio para las personas con dolor o con problemas de espalda. Estos colchones no hacen nada de ruido, por lo que promueven el descanso. En muchas ocasiones, los colchones de látex están fabricados con materiales naturales. También son buenos aislantes el movimiento, por lo tanto, si duermes en pareja, pueden ser una buena opción.

Los colchones de látex son un poco más caros que otros tipos de colchones. También retienen el calor, por lo que si eres una persona calurosa, es posible que no sean una buena opción para ti. Cuando están nuevos, a veces puede oler un poco fuerte. A algunas personas les puede resultar un tanto desagradable. La buena noticia es que el olor se va. Son colchones pesados, así que si necesitar moverlos, vas a necesitar ayuda. La disponibilidad de estos colchones suele ser limitada.

Colchones de agua

Los colchones de agua permiten un control sobre la temperatura y se adaptan perfectamente a todos los contornos de nuestro cuerpo. Los colchones de agua, si se tratan de forma adecuada, pueden durar mucho tiempo. Son bastante baratos. Una gran ventaja para las personas alérgicas es que los colchones de agua no retienen los ácaros.

Como todo el mundo sabe, los colchones de agua pueden ser perforados fácilmente. También son colchones pesados, por lo que si necesitas moverlos, seguro que vas a necesitar ayuda. El montaje y la configuración de estos colchones pueden ser complicados. Son colchones que necesitan mantenimiento continuo. Pueden hacer ruido y es posible, que inicialmente, huelan. A algunas personas este olor les puede resultar desagradable. La buena noticia es que desaparece al cabo de unos días.

Colchones de espuma

Los colchones de espuma normalmente son baratos. Existen una gran variedad de estilos y colores. Los sofás cama normalmente utilizan este tipo de colchón.

Son colchones que no durar mucho tiempo, para algunas personas pueden ser demasiado finos y para otras demasiado firmes. A veces estos colchones de espuma pueden desprender un olor inicial desagradable, pero que acaba yéndose al cabo de los días.