Colchones De Látex | micolchon

Los colchones pueden estar fabricados con muchas técnicas y materiales diferentes. En el mercado actual podemos encontrar colchones de látex, de muelles, de muelles con viscoelástico y viscoelásticos.

Los colchones también pueden estar disponibles en diferentes tamaños con las mismas características, podemos encontrar colchones de 80 cm, de 90 cm, de 105 cm, de 135 cm, de 140 cm, de 150 cm, de 160 cm, de 180 cm y de 200 cm.

Los precios de los colchones por lo tanto también pueden variar desde 150 € a 4.500 €.

Existen muchas marcas de colchón, actualmente las más populares son Swissflex, Magister, Tempur, Dunlopillo, Eurocolchón, Robustaflex, Relax, Ecus, Pardo, Aspol, Dinoc, Flex, Elaxprem, Dimaflex, Pikolin, Simmons, Sonpura, Sueño Artesano, Swiss Confort, Bultex, Ecus Kids, Well, Being, Biosystem y Lattoflex.

¿Qué colchón es mejor para mi? ¿Un colchón blando? ¿firme? ¿medio? ¿Cuál es el adecuado para mí?

Esta es una pregunta compleja, pero las siguientes sugerencias pueden ayudarte:

Si eres una persona delgada, un colchón más suave y blando podría ser él más adecuado para ti. Busca un colchón de látex o un colchón viscoelástico.

El dolor de las articulaciones por malas posturas se puede reducir con los colchones viscoelásticos. La espuma viscoelástica se amolda a la forma del cuerpo y estimula la circulación, por lo tanto, hace que te sientas más cálido que con otros rellenos de colchones. El latex también le da a tu colchón un tacto más suave.

Donde hay una clara diferencia en el tamaño y el peso de socios, que salte bolsillo podría ser una buena opción. Hay muchos manantiales en el colchón embolsó medio dando a cada soporte individual pareja. Sistema de resorte de Miracoil de Silentnight también está diseñado para hacer frente a los socios de diferente peso.

Colchones viscoelásticos

La historia de la espuma de memoria comienza en la década de 1970, cuando la NASA produjo una espuma para el uso en su programa espacial. Sin embargo, los usuarios domésticos no pudieron disfrutar de las ventajas de este producto hasta la década de 1990. Afortunadamente, los beneficios de la espuma viscoelástica fue observada por el mundo médico. Descubrieron que esta espuma reaccionaba bien a la temperatura y también trabajaba bien bajo presión. A medida que más médicos comenzaron a ser más conscientes de sus beneficios, éstos comenzaron a recomendar la espuma viscoelástica a sus pacientes.

Por supuesto, hay muchos productos de espuma viscoelástica en el mercado. SilentNight, es uno de los principales fabricantes de colchones del Reino Unido y ha dedicado mucho tiempo y dinero para desarrollar una gama de productos de alta calidad que combina el sistema de muelles y la espuma viscoelástica. Esto por lo general se consigue con una capa de espuma viscoelástica instalada en la parte superior de un colchón de muelles.

Así que ¿por qué elegir un colchón viscoelástico?

Los colchones viscoelásticos son suaves y se amoldan fácilmente a los contornos de tu cuerpo, por lo que nos presta apoyo a todo nuestro cuerpo. También tiene una sensación de calor, ayudando a crear ese ambiente acogedor, tan importante para una buena noche de sueño.

Colchones de látex

El látex es otro producto útil para los fabricantes de colchones. El látex permite que el colchón coincida por completo con los contornos de nuestro cuerpo y da un excelente soporte para la espalda. Cuando se combina con el sistema de muelles, se obtiene la ventaja de permitir que una pareja con diferente peso pueda disfrutar de una buena noche de sueño.

Así que ¿por qué elegir un colchón de látex?

Como los colchones viscoelásticos, el látex es suave y fácilmente amoldable a los contornos del cuerpo. Es probablemente que este material sea un poco más frío que la espuma de memoria y venga con la ventaja de ser hipoalergénico. Por lo tanto, para las personas que sufren de asma pueden beneficiarse de la elección de un colchón de látex, ya que limita el crecimiento de bacterias, hongos y ácaros del polvo.

Colchones de muelles

En los colchones de muelles encapsulados, cada bobina de precisión está envuelta con una tela individual, esto les permite a los muelles moverse de forma independiente. Esto significa que cada muelle se ajusta y responde a cada movimiento que haces sobre la cama. Los fabricantes hacen una gama de colchones con diferentes cantidades de muelles encapsulados. Siempre que sea posible, deberías comprar un colchón con el número más alto de muelles, siempre y cuando lo puedas pagar. Los fabricantes diseñan los colchones de muelles con diferentes combinaciones de relleno, por lo que tienes una gran variedad de diferentes comodidades para elegir.

En todos los colchones de muelles encapsulados se debe indicar la cantidad de muelles que contiene cada colchón.

Personas con dolor de espalda

Si tienes la desgracia de sufrir dolores de espalda, un colchón más firme podría ser la mejor opción para ti.

A continuación te expondremos los pros y los contras de los diferentes colchones para niños.

Colchones de muelles para niños

Los colchones de muelles abiertos son menos duraderos que los colchones de espuma. Los colchones de muelles encapsulados son más duraderos que los colchones de muelles abiertos y no son tan firmes. Este tipo de colchón recoge mejor el cuerpo del niño durmiente, ofreciéndole un mejor confort. Son colchones con un alto precio.

Colchones viscoelásticos para niños

Son colchones muy cómodos, pero sin embargo, al no estar fabricados con materiales naturales, son colchones que pueden liberar gases tóxicos durante años.

Colchones de látex para niños

Los colchones de látex son colchones hipoalergénicos, antibacterianos, cómodos y lo más importante, no liberan gases. Son unos colchones muy duraderos. Lo más negativo de los colchones de látex es su alto precio.

Colchones de espuma o futón para niños

Los colchones de espuma natural no liberan gases, son colchones que duran muchos años y son económicos. Estos colchones por lo general, no son tan lujosos como otros tipos de colchones, y suelen ser más pesados.

Resultados

Como comentamos anteriormente, los colchones de látex ofrecen beneficios significativos para los niños. Sin embargo, los colchones de muelles y los colchones de látex pueden ser prohibitivamente caros. Cuando el presupuesto es una preocupación, tanto los colchones de espuma natural como los de muelles abiertos, son buenas opciones para los niños. Los colchones viscoelásticos no son recomendables para los niños, debido a sus propiedades de liberación de gases, y los padres que compran este tipo de colchones deben estar atentos a los efectos secundarios, como reacciones alérgicas y problemas respiratorios.

Conclusión

Ees fundamental elegir un colchón que ofrezca la cantidad correcta de apoyo y la cantidad correcta de relleno. Junto con los avances en las tecnologías de soporte del colchón vienen nuevos riesgos sanitarios planteados por materiales sintéticos y productos químicos. Los colchones pueden albergar organismos microscópicos que causan alergias en los niños. Teniendo en cuenta que los niños pasan mucho más tiempo durmiendo que los adultos, los colchones que utilizan deben ser examinados cuidadosamente en todos los aspectos. La comodidad del colchón está directamente relacionada con la facilidad con la que un niño puede caer en un sueño profundo, la mejora de su salud, la memoria, y la concentración mientras está despierto. Los huesos en crecimiento necesitan una buena postura y apoyo. Los colchones de muelles, colchones de espuma, colchonetas y todos pueden proporcionar esto para un niño, pero los padres necesitan saber más acerca de cada tipo de colchón con el fin de tomar una decisión adecuada. Un buen colchón se puede durar 10 años o más, por lo que es una de las compras más importantes de la decoración del dormitorio de un niño, por lo que es apropiado que los padres den a esta compra la debida consideración.

Los colchones para niños deberían ser de materiales naturales ya que pasas 12 horas al día en en estrecho contacto con el colchón y algunos materiales sintéticos liberan gases. El aumento de la conciencia pública sobre los peligros de la liberación de gases en los colchones ha dado lugar a un nuevo mercado para los colchones completamente naturales. Los colchones de Futon son un ejemplo de un colchón que se puede hacer sin ningún tipo de materiales sintéticos, aunque por lo general tienen los retardantes de llama que exige la ley. Los colchones orgánicos han salido al mercado, alegando eliminar el riesgo de la liberación de gases con el uso de sólo materiales orgánicos como el algodón. los colchones de látex natural son también una opción maravillosa para los niños, pero por lo general tienen un precio elevado.

Los colchones y las alergias en los niños

Muchos niños hoy en día sufren de alergias, y las causas de las alergias pueden ser casi imposibles de precisar. Algunas alergias son causadas por los ácaros del polvo y otros animales microscópicos que pueden infestar los dormitorios. Cualquier colchón es compatible con un protector de colchón. Sin embargo, los colchones de látex son, de forma natural, repelentes a los ácaros del polvo. El caucho de látex es inconducente para el crecimiento de bacterias, por lo que es la elección ideal para cualquier persona que necesite un colchón hipoalergénico antibacterial.

Es común que los padres presten más atención a la estructura de la cama de un niño, a los edredones y las sábanas que al colchón en sí. Esto es lamentable, porque probablemente no hay artículo en la habitación de un niño que sea más importante para su salud que el colchón. Los niños duermen más y más profundamente que los adultos, y esto es crucial para su salud, su atención, su memoria y su nivel de estrés, entre otras cosas. Un colchón de calidad juega un papel innegable en permitir que el niño duerma profundamente y se despierte con una buena disposición para afrontar el día. Los colchones buenos pueden durar 10 años o más, acompañando a los niños a través de los años hasta que crezcan a su altura adulta. Por esta razón, es necesario tener en cuenta varios factores al elegir un colchón para los niños. Hay muchos tipos de colchones que se suelen comprar para los niños, y los padres deben tener en cuenta varias cuestiones de salud en la compra de un colchón para un niño. Los colchones de niños también vienen en una variedad de precios y niveles de confort. Esta guía considera estos factores en profundidad para que los padres puedan tomar una decisión educada entre los diferentes tipos de colchones hoy en día.

Tipos de colchones para los niños

Antes de examinar otros factores al comprar un colchón para los niños, los padres deben saber sobre los tipos de soporte del colchón básicos y los diferentes niveles de confort. El tipo de apoyo se refiere a la construcción básica del colchón, ya sea de muelles, espuma, u otros materiales. El nivel de confort se refiere a la sensación inicial de calificaciones del fabricante de colchones y las diferentes sensaciones del colchón.

Tipos de apoyo

Hay muchos tipos de tecnologías de colchón, desde camas de agua a colchones con cámaras de aire que se pueden ajustar para una mejor firmeza. Sin embargo, estos no son comunes para su uso en el dormitorio de un niño. Los colchones de agua, por ejemplo, pueden ser perforados, y los padres por lo general quieren algo que pueda hacer frente al desgaste durante varios años. Los colchones hinchables se utilizan con mayor frecuencia en adultos o ancianos que necesitan alivio sobre los puntos de presión creados por otros colchones. Los siguientes son los tipos más comunes para los niños.

Colchones de muelles para niños

El colchón de muelles básico es la opción tradicional para un colchón de presupuesto económico que va a durar algunos años. Aunque no es tan duradero como otros tipos de colchón, el colchón de muelles abiertos no es probable que se desgaste rápidamente con el peso de un niño pequeño.
Innerspring Pocket Coil

Los colchones con muelles encapsulados, son soles más caros que los de muelles abiertos, ya que cada muelles va envuelto en tela. Esta construcción significa que las bobinas no comparten su carga y que pueden contornear mejor el cuerpo.

Colchones viscoelásticos para niños

La espuma viscoelástica fue desarrollada por la NASA en respuesta a una necesidad de un material de espuma que pudiera moldear el cuerpo de una persona y, a continuación, volver a su forma normal. La espuma de memoria de alta densidad responde al calor del cuerpo y responde moldeándolo. La espuma viscoelástica de baja densidad reacciona a la presión.

Colchones de látex para niños

Otra alternativa al colchón de espuma que ha existido por mucho tiempo es la espuma de látex. Los colchones de látex de caucho natural pueden ser muy caros, pero hay muchas gomas de látex sintéticas, que también se utilizan para hacer colchones. Hay incluso colchones híbridos con una mezcla de cauchos naturales y látex. Mientras que los materiales sintéticos plantean algunos riesgos detallados, los colchones de látex, en general, son cómodos y ofrecen un buen apoyo para los niños en crecimiento.

Colchones de espuma para niños

Los colchones de Futon o espuma se originaron en Japón, pero los colchones de espuma de hoy en día suelen ser mucho más gruesos que el futón japonés tradicional, que es lo suficientemente delgado como para enrollarlo durante el día. Reciben el nombre de “futón”, ya que están llenos de fibras naturales como el algodón.

En el siguiente artículo descubrirás los niveles de comodidad de colchones para niños.

Estas camas son capaces de doblarse y elevarse a diferentes ángulos. Como resultado, el colchón tiene que ser flexible. Los diferentes tipos de colchones se pueden utilizar en una cama requinable son los colchones viscoelásticos, los colchones de látex o los colchones hinchables. Los colchones de muelles son más difíciles de usar en este tipo de camas debido a que los muelles no permiten bien la flexión.

Para las personas que tienen dificultades para entrar y salir de la cama o que les gusta ver la televisión en la cama, las camas requinables pueden hacernos la vida más fácil.

Si sufres apneas del sueño, el dormir plano puede empeorar la condición, ya que se cortan las vías respiratorias, causando que la lengua caiga hacia la parte posterior de la garganta. Las personas que sufren de reflujo también se pueden beneficiar de dormir en una cama que eleva la parte superior del cuerpo.

Las camas requinables son muy aconsejables para personas con dolores de cadera o de espalda, que tienen dificultad para pasar de estar acostadas a estar sentadas o de pie.

No estamos hablando de los colchones inflables que utilizas para que duerman tus huéspedes durante algunos días de vacaciones. Los colchones inflables superiores son muy parecidos a los colchones de muelles, pero en lugar de utilizar muelles, los colchones hinchabkes utilizan cámaras llenas de aire y están cubiertos por una capa de espuma en la parte superior.

Los colchones de aire han sido utilizados para los pacientes con lesiones de médula espinal que han tenido que estar en cama durante mucho tiempo. Estos colchones se pueden ajustar para que no sigan presionando sobre las mismas áreas del cuerpo, lo que ayuda a evitar la ruptura de la piel en pacientes que no pueden moverse.

Las parejas que tienen grandes diferencias en sus preferencias individuales de los niveles de confort y firmeza, un colchón hinchable podría ser una buena elección para ellos. La razón es que la firmeza de cada lado de la cama puede ser alterada. Si te gustan los colchones más firmes que a tu pareja, estas camas se pueden ajustar para eso.

Al igual que los colchones de látex y los colchones viscoelásticos, los colchones inflables hacen la forma de tu cuerpo.

A veces, se han encontrado casos de personas no notan el colchón lo suficientemente firma y se despiertan con dolores de espalda. Si te sientan por un extremo del colchón es probable que el otro extremo se levante. Por eso es necesario que un colchón de este tipo disponga de varias cámaras, con la finalidad de evitar el movimiento.

Condiciones: Estas camas son particularmente útiles cuando las personas que duermen tienen diferentes necesidades. Si tienes una lesión en la espalda o necesitas que las dos partes de la cama tengan diferente firmeza, un colchón hinchable puede ser una buena solución para ti.

Los colchones de látex están hechos de caucho natural o sintético y son conocidos por proporcionar apoyo muy firme y uniforme en toda la cama.

Los pros de los colchones de látex es que el látex es uno de los mejores materiales que existen. Además de ser un material muy firme y de gran apoyo, también proporciona una comodidad similar a la espuma viscoelástica. A diferencia de los colchones viscoelásticos, el látex empuja hacia atrás, es decir, proporciona más apoyo.

En los contras destacamos que si no te gusta la sensación de un colchón firme, el colchón de látex, probablemente no será la mejor opción para ti.

Condiciones: Los colchones de látex son capaces de aliviar el dolor de espalda, ya que ofrecen la mejor combinación de comodidad y apoyo.

Todos los colchones de espuma utilizan diferentes pesos y densidades de espumas flexibles de poliuretano de origen petroquímico. Los colchones viscoelásticos o de espuma con memoria y los de espuma de látex son dos tipos de colchones de espuma. Un gran número de fabricantes de colchones han incorporado poliuretano y espumas viscoelásticas con una parte de contenido a base de plantas.

La espuma de látex en colchones es generalmente una mezcla del látex del árbol Hevea brasiliensis y de látex sintético, que se deriva de los productos petroquímicos y otras sustancias y materiales. La espuma de látex se desarrolla con el proceso de Talalay o de Dunlop. Cada uno de los procesos proporciona una sensación diferente. Con el proceso Dunlop se fabrica generalmente una espuma más firme, más suave que con el proceso Talalay. Si bien el proceso Dunlop produce una espuma más densa, el proceso de Talalay produce una espuma más ligera que tiene más aire en el interior. Si se pesa cada núcleo de látex, un núcleo de espuma Dunlop sería más pesado, ya que cuenta con más de látex. El látex conseguido con el proceso Talalay es más caro ya que su producción es más intensiva en recursos.

Los colchones viscoelásticos llevan una base firme de espuma de poliuretano. Algunos colchones de muelles cuentan con una capa de relleno de espuma viscoelástica. La espuma viscoelástica cuenta con diferentes niveles de confort, que se consiguen variando el espesor, el peso y la formulación de las espumas viscoelásticas y las espumas de base. Los colchones de látex y viscoelásticos son diferentes y cada uno proporciona una sensación única. Este tipo de colchón es bueno para aliviar la presión sobre las articulaciones con dolor, pero suele ser más caro que los colchones de muelles.

Los colchones viscoelásticos se ven afectados por la temperatura. En una habitación fresca, un colchón de espuma viscoelástica presentará una firmeza superior que el mismo colchón en una habitación caliente. La espuma viscoelástica se ablanda y se adapta en respuesta a la temperatura del cuerpo y del peso corporal. Cuando duermes en un colchón viscoelástico, esté se moldea para adaptarse a tu cuerpo, por ese motivo, cuesta más cambiar de posición. Los fabricantes de colchones han solucionado parte de este problema mediante el uso de una “respuesta más rápida”. Es decir, los colchones más modernos son capaces de volver a su forma inicial más rápidamente cuando el durmiente se mueve. También se sabe que los colchones viscoelásticos son más cálidos que los colchones de muelles. Los colchoneros han abordado el tema con espumas viscoelásticas “de célula abierta”, con gel de infusión de espumas viscoelásticas, corte de los núcleos de espuma, capas reticuladas de soporte y otras tecnologías para mejorar la circulación de aire a través de la base de espuma.

Los colchones de muelles de buena calidad deberían durar entre 7 y 10 años antes de que tengas que reemplazado. Los colchones de látex o viscoelásticos deberían durar entre 10 y 20 años, según el fabricante, la calidad de la cobertura y la vigorosidad del uso. Estos periodos de vida de un colchón varían ampliamente y dependen de muchos factores.

Los fabricantes recomiendan que los colchones se coloquen encima de una base firme para evitar la flacidez y roten de lado una vez al mes durante los primeros seis meses y luego cada dos o tres meses durante el resto de su vida. Los colchones de doble cara o de dos caras, deben inclinarse y girarse alternativamente. Los fabricantes sugieren que los colchones de muelles se den la vuelta al menos dos veces al año. Plegar y flexionar un colchón provoca un gran desgaste en una parte. Si se permite que un colchón se humedezca, por ejemplo, limpieza en húmedo, se puede desarrollar moho dentro de la tapicería, la limpieza con una aspiradora o un limpiador de superficie suave y un paño ligeramente húmedo evita esto. Un protector de colchón puede ayudar a prevenir las manchas y la suciedad en la tapicería.

Un colchón puede absorber grandes cantidades de sudor y otros fluidos durante toda su vida, causando desgaste y manchas. Algunos de los síntomas de un colchón roto o desgastado incluyen el notar los muelles cuando te sientas o te apoyas en él, flacidez visible de forma permanente o deformidad, bultos y chirridos excesivos.

Los colchones de 150 cm de ancho o más es más conveniente que apoyen sobre un marco de cinco o seis patas en lugar de apoyar en uno con sólo cuatro patas. Una cama con cabecero y/o pie de cama necesita al menos cinco listones de madera, con tres de ellos posicionados sobre todo en el tercio central de la cama.

Subir

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Leer más...